lunes, 4 de junio de 2007

PAISAJE: TRADICIÓN, CULTURA Y PATRIMONIO




Navegando por la red he podido encontrar esta interesante exposición del Centro Gallego de Arte Contemporáneo (cGac), situado en Santiago de Compostela. Para el quiera -y pueda- acercarse hasta allí, aquí va algo de información relativa a tan atractiva muestra:


"SALIR A"
(del 10 de mayo al 24 de junio)

La atención al paisaje conforma una de las líneas de la programación del CGAC desde el año 2006. Con cursos, seminarios, publicaciones, nuevas producciones y talleres el centro lleva meses trabajando en un ámbito capital para Galicia: la naturaleza y su interacción con los hechos socio-históricos que componen eso que llamamos paisaje. Mediante esta línea de producciones y exposiciones el CGAC trata de poner en valor el hecho diferencial del paisaje desde el punto de vista tradicional, social, cultural y, sobre todo, patrimonial. Así surge Salir a, un proyecto que trata de ahondar en el paisaje singular de la Ribeira Sacra y que supondrá la primera de una futura serie de intervenciones paisajísticas permanentes. El objectivo es realizar una muestra con trabajos de Gérald Dederen, Jean-François Laporte, Fernando Suárez Cabeza, Mark Manders e Isabel Aguirre, donde el espectador podrá sumergirse en las evocaciones, en las sensaciones y en las presencias visuales, táctiles y sonoras del paisaje.
Según una de las teorías que circulan sobre los orígenes de la Ribeira Sacra, la primera noticia de este topónimo llega a nosotros gracias al documento fundacional del monasterio de Monte-derramo de 1124 en el que doña Teresa de Portugal, hija de Alfonso VI, y su segundo esposo, el conde gallego Fernando Pérez, ceden un terreno situado en locum qui dicitur Rovoira Sacrata, qui est in Monte de Ramo (un lugar llamado Rovoira Sacrata situado en el Monte de Ramo). En este documento Rovoira derivada, de robur (roble), nos habla del bosque sagrado de robles o carballeira sagrada que hoy da su nombre a la Ribeira Sacra.
Salir a se propone acercarnos a este paisaje con el bagaje cultural que la historia ha ido acumulando, no solamente generando una experiencia estética personal basada en sentir, ver y escuchar la naturaleza (entendida ésta como hecho cultural); sino además creando una nueva experiencia estética en la que están implicadas distintas disciplinas artísticas y otras visiones del paisaje. En el periplo exploratorio conformado por esta exposición podremos comprobar al final que somos nosotros, sólo nosotros, quienes –desde nuestra sensibilidad, nuestro modo de percibir el mundo y nuestro entorno– en verdad creamos el paisaje.

.

2 comentarios:

MonsterS dijo...

Ai si levantase la cabeza Le Corbusier...

suso dijo...

Me queda cerca.
Seguro que me paso a verla.

Gracias!!!