miércoles, 11 de junio de 2008

AHLEUCHATISTAS - THE SAME AND THE OTHER

AHLEUCHATISTAS - The Same And The Other (tz 8047)
(Tzadik, 2008)

Aunque es ahora cuando alcanza algo de notoriedad, “The Same And The Other” es en realidad el segundo álbum del trío de Carolina del Norte Ahleuchatistas, publicado por vez primera en 2004 por el pequeño sello Noreaster Failed Industries y rescatado ahora del olvido por el sello de John Zorn, donde no desentona pese a su sonido, bastante distanciado de las coordenadas musicales de los artistas que trabajan con Tzadik. Muestra inequívoca ésta del carácter inquieto e inconformista de esta joven banda, incomprensiblemente desconocida por nuestras tierras hasta hace muy poco y que pronto dejará de serlo, a tenor del creciente seguimiento mostrado tiempo atrás por medios como Pitchfork.

Ahleuchatistas (pronúnciese aluchatistas) son Shane Perlowin a la guitarra, Derek Poteat al bajo y Ryan Oslance en la batería, que reemplazó recientemente al baquetista original, con el que habían grabado todos sus discos. Tres instrumentos que se bastan para dar forma a un math-noise-rock crujiente y espasmódico –que inevitablemente recuerda a Hella-, crudo y agresivo, políticamente comprometido y rabiosamente feroz. “Cracked Teeth”, la pista inicial, es el ejemplo más demostrativo y eficaz de todo eso: una breve y cortante introducción que sirve de pistoletazo de salida a una apabullante carrera sin frenos en la que los cambios de ritmo, los frenéticos arranques y las repentinas paradas se suceden cada pocos segundos. Luego aminoran la marcha con el único objetivo de volver a empezar de nuevo en un continuo ir y venir de insospechados e inverosímiles giros rítmicos.

Al margen de la explosiva inmediatez y la agresividad esquizofrénica de sus composiciones, otra característica principal de las canciones de “The Same And The Other” es el uso reiterado y casi omnipresente de la repetición de notas y estructuras como elemento sobre el que vertebrar sus caóticas canciones. “Imperceptibility” comienza siguiendo ese patrón, que es empleado sin reparos una y otra vez, y sólo es interrumpido por abruptos frenazos en seco que nuevamente originan desquiciados estallidos instrumentales. Este uso característico de pasajes repetitivos, acompañados de una bajada en las revoluciones y de esporádicos coqueteos con el free-jazz originan momentos que a veces rozan lo más parecido a una melodía (palpable en “Lee Kyang Hae” o “Shots Rang Out At The Press Conference”, aunque siempre de la mano del espasmo congénito que padecen). “Melodía”, claro, en el universo de Ahleuchatistas, lo cual es bastante sui generis.

Estas encorsetadas pautas compositivas mostradas a lo largo de buena parte del disco serían, en muchos casos, un lastre para la variedad del repertorio de un grupo. En el caso de Ahleuchatistas, esa característica es más una virtud que un defecto, ya que a pesar de presentar todas sus canciones un esquema similar, el resultado global es el de un conjunto sólido y compacto de temas, extenuante y deliciosamente enloquecido. Como ejercicio auditivo es un desafío exigente y casi asfixiante, y eso es algo que los aficionados a experiencias poco convencionales como ésta no deberían dejar pasar. La violencia y complejidad de su propuesta tan sólo debe verse superada con creces cuando se suban a un escenario.

Por lo demás, esta reedición de Tzadik incluye cincos temas adicionales, al parecer extraídos de las mismas sesiones en las que se grabaron el resto de cortes que ya aparecieran en 2004. Gesto de agradecer, aunque ciertamente no alcanzan el nivel del resto del álbum: bastante más largas y también más aburridas. Más proclives a la divagación, menos certeras y en general carentes del ingenio y explosividad del resto del disco. No todo iba a ser perfecto...


myspace
compra: 1,2

.

5 comentarios:

Pensado discos dijo...

Todo lo que viene del sello de Tzadik es para pararse en ello. John Zorn sigue siendo el paradigma de la dulce depravación creativa, y este grupo que comentan parecen le leche

Engrudo dijo...

Si te gustan Hella, Oxes, Upsilon Acrux o Don Caballero pasados de rosca, no lo dudes.

Ernesto de Lautrec dijo...

siguiendo y viendo tu blog. Tengo algunas recomendaciones: Phantoms of the SS, Xela, paavoharju, Deaf Center.

jazznoize dijo...

Hola,

le dejo el netlabel que ha editado una pieza ruidista de servidor.


http://www.archive.org/details/rnc-006.1

Iván Villavicencio dijo...

Fantástico... muy interesante disco, gracias...!!!